GUERRA versus PETRÓLEO 

GUERRA versus PETRÓLEO 

Hace unas horas mantenía una conversación con alguien que sabe mucho sobre petróleo, la pregunta era sencilla, que pasaría si Rusia invade Ucrania, y como afectaría en el suministro de petróleo, siendo Rusia en este momento, el mayor proveedor de Europa, sobre todo de países como Francia y Alemania del que son 100% dependientes. Podría Oriente medio sustituir esa carencia de oferta?. Quien podría aguantar mas, Rusia sin vendernos petróleo, o Europa sin recibirlo. Su repuesta fue tajante, Europa no puede permitirse renunciar al petróleo y gas Ruso, si no hay suministro, Europa podría quebrar, y si Europa quiebra, USA le seguiría y con ello el fin de la economía como la entendemos. Bastante desalentador verdad. Maticemos, Rusia ya no es lo que era, y aunque una hipotética guerra dispararía los precios de las materias primas y suministro, paralizaría el sistema industrial del norte de Europa y provocaría una caída del PIB a niveles año COVID, también es cierto que llevaría a Rusia a la mas completa ruina, Rusia no es país que pueda autoabastecerse, ya no es la potencia que era, y China no estaría dispuesta a entrar en el juego de darle cobertura en caso de bloqueo, ya que seguiría la misma suerte, y ni uno ni otro país, están en una situación donde puedan permitírselo. 

Por lo tanto, en esta nueva guerra fría donde todos pierden y nadie gana, que podemos hacer para aprovecharnos de esa incertidumbre que tan mal sienta a los mercados, por la racionalidad de mercados. Hace unos meses vimos futuros de petróleo con vencimiento negativo por el COVID y las decenas de petroleros y depósitos con exceso de petróleo, ahora estamos viviendo un caso similar, pero en este caso salvable, la OPEP puede en un par de meses suplir esa oferta, encarecería los precios, si, podríamos ver un petróleo por encima de los 140$, claro, sería temporal, seguro, Rusia no puede renunciar a no vender su mayor fuente de ingresos, gas y petróleo, y no hay cliente que supla la demanda de Europa, por lo que acabarían cediendo y por lo tanto el precio volviendo a su precio razonable por demanda, 60$ barril, por lo tanto debemos jugar con productos no apalancados como ETF inversos sobre el petróleo de forma escalonada si el crudo supera los 100$, asumiremos un periodo de tensión no superior a 6 meses, y objetivo final de año para conseguir dentro de una posición de HF y para un perfil muy arriesgado, tener una posición con un porcentaje de posibilidad de éxito superior al 70/100. 

Si nos equivocáramos, y fue el mismo argumento que seguimos con deuda PIGGS en 2012/2013, nuestra pérdida seria ínfima comparado con el desastre que supondría para la economía un precio sostenido en el tiempo de petróleo por encima de los 100 $. 

La clave está en no apalancarse en exceso y jugar con el medio plazo, pero siempre en estos últimos 50 años, a cada situación extrema le ha seguido otra normalizada, siempre claro está que hablemos de “mayor”, no incluimos divisas de países quebrados como la Lira Turca, acciones de empresas en default o deuda de empresas y países de tercera.

Estas oportunidades deben aprovecharse, y desde nuestro instituto, desde nuestros curso de gestión de carteras y agente financiero, trataremos de crear y gestionar con estas herramientas y situaciones en favor de nuestros clientes y alumnos. Enseñar en tiempo real con ejemplos reales por gestores reales, este es el ADN de Instituto de Finanzas. 

Share this post

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.