5 signos de extrema debilidad del mercado

5 signos de extrema debilidad del mercado

Como expliqué en mi reciente y viral hilo en Twitter, las probabilidades bajistas para los próximos trimestres se encuentran disparadas, gracias a una Reserva Federal excepcionalmente restrictiva en medio de un entorno macroeconómico de desaceleración global (invasión de Ucrania y confinamientos en China aparte). 

No repetiré la tesis de aquel hilo-análisis pero sí adjuntaré 5 datos que apuntan en la dirección de un entorno macroeconómico exigente y lleno de obstáculos de aquí en adelante.

El primero de ellos es el ratio del sector del consumo básico (aquellos productos que no dejamos de comprar) con respecto al sector del consumo discrecional (aquellos productos de los que podemos prescindir, al menos durante un tiempo). Durante las fases de risk-off el ratio se dispara y cuando se está en un mercado bajista provocado por una recesión se dispara aún más. Ahora mismo está cerca de llegar a niveles (tasa cambio 12 meses) que sólo se alcanzan en recesiones, como las que comenzaron en 2000 o en 2007. 

No alt text provided for this image

El segundo de ellos es la gran divergencia que se ha abierto entre la cotización de las acciones de los países emergentes con respecto al precio del petróleo. Típicamente las acciones emergentes siguen la misma tendencia que el precio del petróleo, ya que muchos de estos países emergentes ven incrementados sus beneficios ya que suelen ser exportadores de energía. Sin embargo, ahora mismo y como podemos ver en el recuadro ampliado a la derecha del siguiente gráfico, las acciones emergentes están declinando mientras que el precio del petróleo se encuentra cerca de máximos. Todo parece indicar que las acciones emergentes están ya descontando un escenario futuro nada halagüeño, donde los altos precios del petróleo ya no son percibidos como un factor positivo para ese segmento del mercado bursátil, sino todo lo contrario, la antesala de una crisis, tal y como se puede apreciar en la divergencia vista en 2008.

No alt text provided for this image

El tercer elemento es otra importante divergencia, esta vez entre el ratio banca / conjunto del mercado y los tipos de interés de largo plazo. Típicamente unos mayores tipos a largo plazo favorecen el negocio bancario, ya que tienden a aumentar el margen de interés de la banca. Sin embargo, en ocasiones esta relación se rompe porque se percibe que unos mayores tipos no son por una buena razón (mayor crecimiento), sino que se perciben como negativos para el devenir económico. La actual divergencia que señalo en rojo, es la más importante vista desde el año 2000, cuando empezaba un ciclo bajista y posteriormente una recesión. 

No alt text provided for this image

El cuarto dato no es una causalidad, sino una coincidencia, pero no deja de ser curiosa. Cuando la bolsa china (Shanghai Stock Exchange) forma un máximo cíclico, la acción del Banco Santander tiende a declinar fuertemente en los siguientes trimestres. La curiosidad se da porque tanto el mercado chino como la acción española son componentes muy cíclicos y tienden a mostrar debilidad en los mismos momentos. Todo parece indicar que la bolsa china ha dejado atrás un nuevo máximo cíclico y por tanto cabe preguntarse ¿caerá en picado de nuevo la acción del Santander? En mi opinión sí. 

No alt text provided for this image

El quinto y último dato es que la M1 de la eurozona está en negativo. La M1 es el dinero que hay en circulación en la economía de la eurozona (dinero en efectivo y depósitos a la vista) y suele ser el mejor predictor de la evolución económica en los siguientes trimestres. Cuando en la economía hay dinero, ese dinero suele transmitirse a la actividad económica haciéndola repuntar. Y viceversa, cuando el dinero se contrae, la actividad económica suele sufrir. En marzo ese dato va a entrar en negativo por primera vez desde la recesión de 2012. 

No alt text provided for this image

Y la mala noticia para la bolsa es que una vez que la M1, es decir, el dinero en circulación, se contrae, el mercado europeo suele tener retornos muy negativos. En el siguiente gráfico del índice Dow Jones Europa he señalado con círculos rojos los momentos en los que la M1 se tornó negativa. Si la historia es una buena guía, no hay muchas cosas positivas que esperar en los próximos trimestres. 

No alt text provided for this image

Para más análisis puedes seguirme en mi cuenta de Twitter.

Share this post

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.