EL MARAVILLOSO Y TRAMPOSO MUNDO DE LA BOLSA. Reflexiones frente las pantallas.

EL MARAVILLOSO Y TRAMPOSO MUNDO DE LA BOLSA. Reflexiones frente las pantallas.

Como gestor de patrimonios y como profesor de finanzas en el Instituto de Finanzas GPM estas últimas semanas están siendo de las más divertidas y apasionantes que recuerdo. En verdad, el mundo de los mercados financieros siempre es apasionante, pero para ser sinceros y no engañarnos a nosotros mismos es también tramposo, mentiroso y difícil de gestionar desde el punto de vista psicológico.

Para soportar esa carga mental, lo mejor es formarse. De esta manera nos enfrentaremos a las cornadas de las personas más inteligentes y más malintencionadas del mundo con cierto conocimiento. Además, y más importante, necesitamos experiencia y haber perdido miles de euros para saber con quien nos jugamos los cuartos. No es cuestión de meter miedo, es la mayor verdad que puedo aportar después de muchos años habiendo sufrido como gestor y como inversor de muchas emociones como la codicia, la avaricia, el miedo, el pánico, la complacencia, etc.…

Para intentar que los vaivenes de las bolsas no nos estrujan los cerebros y no perdamos la esperanza lo mejor es tener un método de inversión; ya sea una operativa o inversión a corto, medio o largo plazo. Somos humanos que gestionamos emociones constantemente y los mercados financieros nos pueden llevar a sentir la creencia de que somos un ser todopoderoso o incluso un paria estúpido.

Un ejemplo muy cercano al complejo mundo bursátil puede ser la jornada del 24 de enero pasado. Sesión impresionante, maravillosa, increíble, fascinante, pero en la que muchos inversores y especuladores perdieron hasta la camisa.

El índice de referencia americano SP500 llegó a perder un 4% hasta media sesión y al cierre acabo en positivo. Saltaron “stop loss”, saltaron órdenes limitadas, saltaron lágrimas de más de uno. Montaña rusa propiciada por “dealers” y “brókeres” que tienen que cubrir posiciones de clientes y asumir las propias, así como pequeños inversores que se creen que están en el casino o especulando de manera caótica con las criptomonedas.

La excusa de los medios de comunicación y de los banqueros privados de medio pelo es el riesgo geopolítico debido al posible enfrentamiento armado entre Rusia y Ucrania y su efecto en los productos energéticos. La verdad es bien distinta. En cuanto existe cualquier corrección bursátil suenan los tambores de guerra o las teorías apocalípticas. La realidad es que mientras siga existiendo liquidez, ésta se tendrá que dirigir a algún activo y la bolsa es, quizás, de los más rentables y más líquidos. Los miedos por la subida de tipos de interés en Estados Unidos y drenaje de liquidez del sistema que habrá este año, nos hacen estar avisados de que el ciclo está llegando a su fin; pero no se pasa de máximos históricos el pasado 4 de enero al fin de los mercados el día 24. Un poco de perspectiva amigos inversores. E incluso no nos acordamos, pero los mercados también suben con tipos al alza ya que, normalmente, van acompañados de mayor crecimiento en las economías.

Desde el Instituto de Finanzas GPM podemos acceder a formación financiara on line, pueden ayudarnos con sus cursos a buscar trabajo en el ámbito financiero. En realidad, existe la posibilidad, a través de esta formación, de gestionar individualmente cada uno su propio capital e incluso acceder profesionalmente a empleos como agente financiero o asesor financiero.

A la hora de ponerse delante de la pantalla lo más importante es tener un plan, una manera de especular o invertir y no dejarnos llevar por las noticias, los bulos o por la opinión de aquel amigo que se forró con tal o cual acción o cripto. Debemos seguir a rajatabla un sistema y recordar que se necesita paciencia, disciplina y técnica para ganarle al mercado consistentemente a largo plazo.

Share this post

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.