El mensaje de las divergencias de la línea AD

Hoy quería compartir un artículo basado en los estudios de Tom McClellan, analista, buen estudioso de los indicadores de Amplitud de mercado y editor del McClellan Market Report.

La Amplitud de mercado como tal se basa en el estudio del movimiento realizado por el conjunto de los componentes de un índice (por ejemplo el NYSE) ponderando todos por igual. De esta manera eliminamos el sesgo preponderante de ciertos componentes con elevada capitalización. Evitamos que el árbol no deje ver el bosque. La AD (línea de avance/descenso) surge de sumar y restar los valores que suben y bajan diariamente en un índice.

Puede consultar la línea AD del NYSE en el enlace que se actualiza diariamente y con un retraso de unos 20 minutos: https://schrts.co/SVrgHeJq

La línea AD de los bonos de alto rendimiento surgirá por tanto de sumar y restar aquellos bonos que suban frente a los que bajen, conformando así una línea equiponderada de los componentes de esa lista. Esa línea no puede obtenerse mediante enlace en la mencionada web y debe ser calculada diariamente.

Dicho esto, el índice S&P500 sigue realizando máximos en parte por los efectos del QE4 que todavía se sienten en el sistema bancario y en el mercado de valores. Ahora bien, Tom señala que existe una divergencia preocupante entre algunos de los vehículos de inversión más sensibles a la liquidez, los bonos corporativos de alto rendimiento. Su línea AD lideraba el camino más alto desde el suelo de diciembre de 2018, pero ya no.

Los bonos de alto rendimiento son los verdaderos canarios en la mina de carbón, que a menudo muestran signos de problemas incluso antes de los datos AD de las acciones del NYSE. El gráfico muestra la línea AD diaria para los bonos de alto rendimiento según FINRA. Hizo su pico máximo el 15 de septiembre y no ha conseguido mantener este nivel desde entonces. Esa es una gran señal de problemas.

El QE4 todavía está en marcha, a pesar de que el FOMC ha anunciado que va a recortar la tasa actual de $ 120 mil millones mensuales en $ 15 mil millones cada mes, una tasa que mantendría la QE aún durante otros 8 meses si el FOMC no altera este ritmo.

La FED terminó repentinamente con el QE1 y el QE2, con resultados bastante espantosos para el mercado de valores. Si a un adicto le quitas la sustancia adictiva, los síntomas de abstinencia pueden ser bastante graves. Aprendieron esta lección y decidieron reducir el QE3 a cero, pero finalmente la falta de liquidez resultante de eliminar esos flujos trajo problemas en 2015. Por lo tanto, es una preocupación para el mercado de valores que la FED inicie el final de la QE4.

A continuación el gráfico a largo plazo de la línea AD del bono de alto rendimiento (HY), que nos permite ver qué han significado esas grandes divergencias para el mercado de valores:

No aparecen con tanta frecuencia, pero cuando lo hacen, vale la pena prestarles atención. La divergencia de 2007 fue notable porque también vio una divergencia en la línea AD del NYSE (no se muestra aquí). El pico de la línea AD de bonos de alto rendimiento llegó primero, pero el bono ya estaba divergiendo cuando la línea AD del NYSE se metía en problemas.

Esta línea AD no nos advirtió sobre las liquidaciones resultantes del final de QE1 y QE2. La acción repentina de la FED fue lo que provocó esa bajada. Lo que sí decía esta línea AD en esos momentos era que el daño al mercado de alto rendimiento era mínimo y, por lo tanto, el mensaje para la liquidez era que las cosas no estaban tan mal. Así, el mercado de valores pudo recuperarse rápidamente.

Cuando el QE3 comenzó a terminar, el daño al flujo de liquidez ya era evidente en la divergencia entre esta línea AD y el SP500. Tomó un tiempo para que eso sucediera y afectara los precios de las acciones, pero ese golpe llegó. Normalmente el plazo de tiempo está en entre 6 y 12 meses desde que una señal de peligro se desarrolla y confirma.

AHORA estamos viendo una divergencia en desarrollo con la FED esta semana anunciando que comenzará a reducir el QE4. Es una advertencia de problemas, aunque no nos dice exactamente cuándo esos problemas se manifestarán. En palabras de Tom: es una “condición”, no una “señal”. Los traders prudentes aceptarán esta advertencia y la utilizarán para ayudarles a buscar el punto en el que la tendencia alcista de los precios llegue a su fin. Y esos mismos traders sabios también recordarán que las divergencias a veces pueden rehabilitarse o solventarse.

Javier Alfayate es gestor del fondo GPM Gestión Global FI – ES0142630054 – y profesor del Instituto de finanzas en GPM.

Share this post