“LO QUE ME HUBIERA GUSTADO QUE ME ENSEÑARAN CUANDO EMPEZABA A INVERTIR”

“LO QUE ME HUBIERA GUSTADO QUE ME ENSEÑARAN CUANDO EMPEZABA A INVERTIR”

Aprovechando esta nueva ventana que se abre en la formación financiera on-line que es el Instituto de Finanzas GPM, quería comenzar con una reflexión sobre cómo se inician en este mundo los inversores y cuál creo que es la mejor vía que cualquier inversor no iniciado debería tomar antes de operar ninguna acción o instrumento financiero.

 

De partida voy a descartar hablar de grados universitarios generalistas como Economía o Empresariales, ya que son grados enfocados a, sorpresa, la Economía o la gestión empresarial, pero que no ponen el acento en las finanzas, los mercados financieros o la inversión en los mismos. Invertir es un campo aparte a aquellos grados universitarios, con sus propias definiciones, categorías, principios, leyes y psicología.

 

A partir de aquí podemos hablar de dos vías de formación, por un lado la destinada a los profesionales o futuros profesionales que trabajarán como asesores financieros, agentes financieros, gestores de patrimonios o carteras y cuyo objetivo es buscar trabajo dentro de la industria de inversión. Para ellos la vía está bastante clara: tienen que buscar los cursos de finanzas o certificados financieros que los lleven hasta el puesto de trabajo que deseen.

 

Por ejemplo, en España para ser asesor financiero hay que contar con la certificación correspondiente homologada por la Comisión Nacional del Mercado de Valores, que es por ejemplo uno de los tipos de certificación oficial que se puede obtener en el Instituto de Finanzas GPM.

 

Por otro lado, está la formación que necesitan los inversores particulares, o aquellos que quieren aprender de forma efectiva a invertir y que no necesitan certificados y diplomas de ningún tipo para llevar a cabo su labor.

 

Aquí mi consejo es que tengan mucho cuidado con dejarse formar por agentes interesados en sacarle rédito al dinero del cliente sin aportar valor formativo alguno. En el mundo del agresivo marketing de internet de hoy en día, es muy típico que brókers de mala reputación con sede en algún país de regulación muy laxa, le prometan formación gratuita en dos tardes a cambio de que se abra una cuenta en dicho bróker (ya sea antes o después del “curso”).

 

Lo cierto es que muchos inversores comenzamos de esa manera. O de una forma similar e igualmente ineficiente: leyendo cualquier cosa con la que nos tropezamos en internet o siguiendo al gurú de turno que promete multiplicar los panes y los peces.

 

Así, como sé que el 95% de los inversores particulares empiezan así de mal les daré unos consejos.

 

Lo primero que puedo aconsejar es que si estás empezando a invertir, se paciente y prudente. Lo más probable que hagas en los mercados como primer hito es hundir la cuenta, más si te dejas llevar por cantos de sirenas. Sé que quieres acción, marcha y ganar mucho dinero. Pero lamentablemente esa no es la aproximación ganadora. Y estoy asumiendo que si estás leyendo esto es porque eres un ganador en la vida y quieres lo mejor para ti y los tuyos. Ser un ganador significa dar pasos prudentes cuando te inicias en un nuevo campo que desconoces.

 

Lo segundo que te puedo aconsejar es que no te comprometas con ningún estilo de inversión o estrategia en particular en tus primeros dos años. Es muy típico que un inversor novato aprenda alguna forma de hacer las cosas observando a alguien y lo ponga en marcha sin haber considerado otras opciones. Eso es gestionar el tiempo de forma muy ineficiente, porque antes de estrechar el cerco de lo que quieres, tienes que conocer todas las opciones disponibles.

 

Lo mejor es que cuando entras en un mundo del que no sabes nada, te orientes, entiendas cuáles son las diferentes opciones que existen y, muy importante, por qué existen esas diferentes opciones y lo que puedes esperar de las mismas en términos de rentabilidad, riesgo y esfuerzo.

 

En los mercados financieros hay muchas formas de invertir, muchas formas de invertir ganadoras y muchas formas de invertir perdedoras. Cada una tiene sus pros y contras. Mientras no entiendas los pros y contras de cada opción, sea cual sea el estilo general de inversión del que hablemos, es mejor que no comprometas mucho dinero al arte de invertir. En resumidas cuentas, sé un ganador y oriéntate antes de dar muchos pasos.

 

En tercer y último lugar, te aconsejo lo que dice Ray Dalio cuando de escuchar a otros se trata. Si tienes que valorar dos o más consejos diferentes, quédate con el de aquellas personas que han logrado al menos dos veces algo de lo que hablan o proponen y, también, que puedan explicar fuertemente las relaciones de causalidad que hacen que esas opciones sean mejores o al menos válidas. De esta manera puedes filtrar el ruido, la ignorancia, la pura suerte, los intereses espurios y otros sesgos de las personas que nos rodean. Sigue a quien ha hecho las cosas y sabe explicar con claridad por qué son así y por qué funcionan o por qué no funcionan de esa manera.

 

Espero que mis tres consejos te sirvan en tu camino como inversor, ya seas particular o profesional. Si tienes cualquier duda o necesitas consejo u orientación, no dejes de contactarme en mi email hugoferrer@gestionpatrimonios.com

 

También puedes encontrarme en mi cuenta de Twitter o Telegram.

 

Share this post

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.